MoonMagazineinfo

Blog de la Revista de los Lunáticos

Xosé Mª Díaz Castro, poeta de la luz.

El poeta Xosé Mª Díaz Castro por Rosa Prat. Dibujo digital a partir de fotografía con fondo de acuarela.

 

 

 

Revista lúdico-cultural MoonMagazine.info

Entrega especial en nuestro apartado de Creadores,  sección de la revista dedicada a artistas noveles como la poeta Mar Beres, de cuya mano profundizaremos en la figura del poeta Xosé Mª Díaz Castro, Premio Letras Galegas 2014.

Para leer el artículo clica AQUÍ.

 

 

 

“El fin supremo del tiempo es un estallido de gloria en la luz”.

Poema Alfa y Omega.

Xosé María Díaz Castro.

 

 PENÉLOPE (Nimbos)

 

Un paso adiante i outro atrás, Galiza,

i a tea dos teus sonos non se move.

A espranza nos teus ollos se esperguiza.

Aran os bois e chove.

 

Un bruar de navíos moi lonxanos

che estrolla o sono mól coma unha uva.

Pro ti envólveste en sabas de mil anos,

y en sonos volves a escoitar la chuva.

 

Traguerán os camiños algún día

a xente que levaron. Deus é o mesmo.

Suco vai, suco vén, Xesús María!,

e touda cosa ha de pagar seu desmo.

 

Desorballando os prados coma o sono

o Tempo vai de Parga a Pastoriza.

Vaise enterrando, suco a suco, o Outono.

 Un paso adiante i outro atrás, Galiza!

 

Un paso hacia delante y otro hacia atrás, Galicia, / y la tela de tus sueños no se mueve. / En tus ojos se despereza la esperanza, / aran los bueyes, llueve. / Pero tú te envuelves en sábanas de mil años / y en sueños tornas a escuchar tu lluvia. // Un fragor de navíos muy lejano / te estruja el sueño, blando como una uva. / Pero tú te envuelves en sábanas de mil años / y en sueños tornas a escuchar tu lluvia. // Traerán los caminos algún día / a los que ellos llevaron. Dios no cambia. / Surco va, surco viene, ¡Jesús, María!, / y toda cosa ha de pagar su diezmo. // Disipando el rocío de tus prados de ensueño, / el Tiempo va de Parga a Pastoriza. / Se va enterrando, surco a surco, el Otoño. / ¡Un paso hacia delante y otro hacia atrás, Galicia!

El poeta Xosé Mª Díaz Castro por Rosa Prat. Dibujo digital a partir de fotografía con fondo de acuarela.
El poeta Xosé Mª Díaz Castro por Rosa Prat. Dibujo digital a partir de fotografía con fondo de acuarela.

Xosé María Díaz Castro nació en Os Vilares,  Guitiriz (Lugo), en 1914. Su familia, de origen labriego, era propietaria de tierras de labranza y poseía molino propio en los terrenos de la casa de Os Manchás, pero tras el matrimonio la pareja se trasladó a la casa de Cidre en la aldea de O Vilariño donde nacerían Xosé María y sus tres hermanos.

Su afición a la lectura se despertó siendo muy joven, comenzando a escribir a la temprana edad de nueve años. Recibió su primera enseñanza en la escuela de Os Vilares, fundada  por emigrantes de la parroquia en Cuba y en 1929, con 15 años, ingresó en el Seminario de Mondoñedo, donde conoció a los poetas Aquilino Iglesia Alvariño,  de Abadín (Vilalba) y  Antonio Noriega Varela. Por aquel tiempo escribió las primeras composiciones, que envió a revistas y periódicos y redactó dos poemarios que más tarde quedarían inéditos: Follas verdes (Hojas Verdes)  y Follas ó aire (Hojas al aire)  de 1934 y 1935 respectivamente.

Tras resultar herido en la guerra civil -hecho por el  cual conocería a través de correspondencia epistolar a la que más tarde sería su esposa,  Teresa Zubizarreta Bengoetxea de Urretxu (Gipuzkoa)-, abandonó el Seminario para ejercer la enseñanza en el Claustro del Colegio León XIII de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) donde impartió Francés, Inglés, Alemán, Filosofía, Latín y Religión.

En 1948 aprobó con el número dos la oposición de traductor al Ministerio de Gobierno, tras lo cual se trasladó a Madrid. A partir de 1952 trabajó como traductor de distintas lenguas en el Instituto de Cultura Hispánica  y en 1966 ingresó en el Instituto del Frío, dependiente del CSIC.

Su estancia en Madrid se caracterizó por una gran profusión creativa. Compuso el poema Mediodía, de 461 versos en castellano, publicó en varias revistas y en el diario La Noche. En 1946 fue premiado en los Xogos Florais (Juegos Florales) de Betanzos, poemas que autoeditó en 1947 en la imprenta Librería Celta, de Vilagarcía, con los títulos de Nascida d’un sono (Nacida de un sueño) y El 10647693_685230661563927_194758157_n-002cántico de la ciudad. De esta manera se consolidó su trayectoria poética hasta el punto de ser incorporada por Francisco Fernández del Riego a su obra “Escolma de Poesía Galega. IV. Os Contemporáneos” (1955). En 1967 salió a la luz, Nimbos,  su único poemario editado, convencido por Fernández del Riego, Ramón Piñeiro y Ricardo Carballo Calero, literatos e intelectuales pro galleguistas que más tarde fueron nombrados miembros de la Real Academia Galega.

El poemario obtuvo un éxito sonoro entre la intelectualidad gallega, que catalogó  como poeta excepcional a Díaz Castro, pero este tuvo que enfrentarse a la rutina diaria impuesta por sus obligaciones familiares y laborales, abandonando la publicación poética. A lo largo de la década de los cincuenta se dedicó a traducir para la Editorial Aguilar obras de premios Nobel, jubilándose en 1983, momento en el que se planteó su retorno a Guitiriz, que se produjo definitivamente en 1985.  Más centrado en su actividad poética, publicó en las revistas Dorna, Xermolos ou Amencer. Retomó en este tiempo su amistad con viejos amigos como Carballo Calero, Díaz Jácome, Ramón Piñeiro, Fernández del Riego y entabló lazos importantes con los poetas Xulio Xiz, Manuel María, Carmen Blanco y otros, sobre todo, con Alfonso Blanco Torrado, responsable de la Asociación Cultural Xermolos de Guitiriz. De la mano de este último, Díaz Castro dio su primer y único recital de poesía en agosto de 1984.

En 1987 Xulio Xix rodó el documental “Xosé María Díaz Castro. Nimbos de poesía”. Y en 1989 apareció la tercera edición de Nimbos, -la segunda se publicó en 1982 en una edición bilingüe gallego-castellano- coordinada por Luis González Tosar y revisada y corregida por Díaz Castro, que la fijó como definitiva.

A finales de los ochenta su salud comenzó a resentirse  debido a los infartos sufridos  en lo últimos años. El fallecimiento de su esposa en 1988 supuso un mazazo del que nunca se recuperaría.

Xosé María Díaz Castro  falleció el dos de octubre de 1990 dejando  un  legado   íntimamente unido al alma de un pueblo, pero universal en su planteamiento: la poesía concebida como un canto a la luz y a la belleza. Aquella que lo hirió para siempre.

 ¡Cruel, cruel, cruel / realidad! ¡Ay los lamentos / sobre el escombro de un sueño / que jamás se reedificará!

Nimbos es un poemario que rescata la voz del humilde entorno rural con un tono de reflexión filosófica que se funde con la profunda espiritualidad religiosa de su autor. En una línea culta que denota su conocimiento de los clásicos, ahonda en la descripción de la vida rural, transmitiendo su humilde belleza con un sentimiento platónico expresado en tono grave y teñido de una musicalidad acompasada. El poeta muestra así su preocupación por una Galicia por la que siente un amor infinito, no exento de dolor, patente al ver que su destino tambalea a tientas en la luz de la modernidad y las sombras del pasado.

 

 

 

COMA UNHA ESPADA

 

Tódolos ríos pasan pola miña

      alma, cheos de Deus, música e lapas.

      Tódalas pombas fan a meu amor.

     A beleza fireume para sempre.

 

Ó traveso da escura teadaña

     deste mundo unha estrela cai no río

     da miña vida e quédame chamando.

      A beleza fireume para sempre.  

   

Las falopas dos anos van caendo

     sobra sede inmortal i os ollos tristes,

     pro no enterran a boca da ferida!

     A beleza fireume para sempre.

 

 

COMO UNA ESPADA.

Todos los ríos pasan por mi alma / llenos de Dios, de música y de llamas. / Todas las palomas hacen mi amor. / La belleza me ha herido para siempre. // A través de la oscura telaraña / de este mundo, una estrella cae al río / de mi vida y ahí queda llamándome. / La belleza me ha herido para siempre. //  En cada voz yo oigo una llamada /  con un largo eco de  adiós que  no entiendo / pero que me hiere como una espada ardiente. / La belleza me ha herido para siempre. // ¡Y los copos de los años van cayendo / sobre la sed inmortal y los ojos tristes, / mas no tapan la boca de la herida! / La belleza me ha herido para siempre. /

Xosé María Díaz Castro.

 

Artículo escrito por Txaro Cárdenas con la colaboración de Mar Beres.

Diseños digitales por Rosa Prat Yaque.

Fotografía: Tarsi Canteiro.

Anuncios

10 comentarios sobre “Xosé Mª Díaz Castro, poeta de la luz.

  1. Una maravilla de artículo, me ha encantado. Cómo siempre Txaro me encanta como entretejes la información que quieres dar, cómo la presentas, siempre buscando un enfoque interesante y este lo ha sido: dos poetas gallegos de la mano, la madurez y la juventud y entre ellos Galicia, el mundo rural como cuna y nexo de unión, la tradición y la evolucion a través de sus poemas. Muy buen trabajo también de Tarsicio y Rosa Prat Yaque y dejo para el final a la protagonista. Mar Beres, me han gustado mucho la entrevista, tus respuestas y tus poemas me han encantado. ¡Felicidades!

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios y sobre todo, gracias a ti Txaro por darme cabida en la sección de Los Lobos de la revista y más aún, por permitirme daros a conocer un poquito al poeta, a mi poeta, Xosé Mª Díaz Castro, que verso a verso se ha ganado a pulso que el mundo le conozca.

    Le gusta a 1 persona

  3. Gracias a todos, Txaro, Rosa, Tarsicio y sobre todo a Mar, por hacernos viajar hasta Galicia… y llevarnos de la mano por esos rincones llenos de magia y poesía. Mi enhorabuena a todos!!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: