MoonMagazineinfo

Blog de la Revista de los Lunáticos

Del otro lado. Una breve farsa

 

DEL OTRO LADO

—Que los acusados depositen  las escopetas en el mostrador —exclama la avutarda sin levantar la vista del escritorio—.  Los reos Manuel Montes y Matías Balas serán conducidos a las jaulas del Averno donde cumplirán condena eterna por sus crímenes contra la Comunidad Animal. Se les despojará de  pertenencias tales como rifles, cananas, reclamos, cepos … ¿A dónde van con esos morrales?

En la sala contigua, dos distinguidos personajes comentan la escena:

—La avutarda está perdiendo los nervios…

—Es comprensible, Yahvé… Le toca muy de cerca.

—Llámame  Dios, si no te importa. Has tenido una idea genial, Luzbel —el  anciano esboza una sonrisa. Hace siglos que debimos tomar la decisión de condenar las almas de los cazadores. He recibido muchas quejas por su crueldad, y por mi parte, estoy harto de ver cómo se lían a tiros con mis pobres ángeles. Ven unas alas y se vuelven locos…

—En efecto, Yahvé, podríamos decir que hemos matado dos pájaros de un tiro.

 

 

20 comentarios sobre “Del otro lado. Una breve farsa

  1. Independientemente de la interpretación que cada uno haga del relato, no creo que sea necesaria esa aclaración que haces al principio. Me gusta la historia, tiene la sustancia de tu perspectiva sobre un par de asuntos y la has representado en una ficción muy creíble. Enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me gusta y aunque algunos podrían no estar de acuerdo, la ficción declara la posición del escritor de alguna forma. Creo que es correcto cuando es consecuente con los principios del escritor, y gusto o no, genere polémica o no, siempre será positivo porque será señal que no dejará al lector indiferente.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pensé: ¿qué pasaría si los animales juzgaran a aquellos que más daño les hacen? ¿Qué pasaría si juzgaran a los cazadores? La respuesta era obvia. ¿Pero quién les ha dado la potestad de juzgar? Entonces lo vi claro. Debían ser sus almas las condenadas. No hay cielo para un asesino. Y no iba a ser Dios el que lo decidiera. La idea es del Diablo, él es el único que tiene la llave del infierno.Y cierta honradez. Dios es un prevaricador. Se deja llevar por sus intereses. Y Luzbel…Luzbel, el Ángel Caído, el primer rebelde de la Historia de la Creación.

      Me gusta

      1. Por supuesto que expreso mi forma de pensar. En lo que creo. Siempre lo transmito, sea la luna, sea la admiración por el héroe anónimo, el artista desconocido o los más débiles. No me da miedo la polémica, lo que me da miedo es que no se entienda lo que quiero expresar. Gracias por entrar en esta casa, y gracias por tu comentario, Lumy.

        Me gusta

  3. La historia es original y muy bien relatada. Felicidades, Txaro. En cuanto a lo otro no veo la polémica, No entiendo más razones para matar animales que para comer o para controlar su especie si se ha alterado su hábitat.

    Le gusta a 1 persona

  4. No entiendo la caza deportiva… Si a eso se le puede llamar deporte. Tampoco la pesca masiva, ni esas grandes masacres de tiburones, atunes, ballenas y otras especies. Por otro lado, la decisión de comernos a los animales, efectivamente, no es nueva. Además, cada vez con más ahínco, se promocionan los viveros y granjas de todo tipo y en condiciones demasiado lamentables para los animales …

    Me gusta

    1. No soy vegetariana y como pollo o bonito. El primero de caserío y el otro de anzuelo, cuando es temporada. La crítica va dirigida, efectivamente, a lo que considero una salvajada, que es ir pegando tiros a todo bicho viviente por el mero placer de matar, de cobrar una presa, cuantas más, mejor. De todas maneras, a estas alturas, lo que me interesa es contar bien una historia. Para ello, he de creérmela, porque si no es así, no estaré cumpliendo mi objetivo. No creo que escribiera jamás una historia en la que el héroe fuera un torero. Por ejemplo.

      Me gusta

  5. Genial, Txaro. Un relato que, sin duda alguna, se convierte en “tierna” realidad para los que de verdad CONDENAMOS a los machitos cazadores o ¿cazadores machitos?, no lo tengo muy claro. Nota: Es que nunca he tenido el “antiplacer” de intercambiar opinión con ninguno.
    Un abrazo, compañera.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: