A todos nos entristeció la noticia de la muerte de Gene Wilder la noche del 29 de agosto. No es extraño, como comentaba esta mañana en las RRSS, Wilder forma parte de los referentes que nos han marcado culturalmente a muchos de nosotros.

En MoonMagazine, hemos querido aportar algo diferente a un obituario o a una larga lista de datos biográficos y logros cinematográficos.
Oscar Plasencia, guionista y productor de cine, nos ha regalado este precioso homenaje.
Va por todos los que amamos a Gene Wilder.
Por todos los que amamos esa fábrica de sueños llamada cine.

 

Corría el año 1972, y Gene Wilder atravesaba una mala época. Su segundo matrimonio estaba en crisis, se sentía ignorado por la industria del cine y la depresión estaba haciendo acto de presencia. Como terapia, empezó a escribir, primero una especie de diario, y luego algunas historias que pretendía transformar en cuentos o guiones de cine. Una de ellas surge de un título que le gustaba, “El jovencito Frankenstein” (…)

Sigue leyendo en:

SE MARCHÓ GENE WILDER PERO NOS QUEDA FREDERICK FRONKONSTIN

Revista Lúdico-Cultural MoonMagazine

Anuncios